Diesel o gasolina? Tracción o propulsión?

Quieras o no esas preguntas son fáciles de resolver, de hecho no deberían ni formularse. Por mucho que os esforcéis no conseguiréis convencerme de las virtudes y bondades de un delantera o, como dicen en SportCarClub, de un coche "propulsado por esa cosa que usan las calderas" para algo mínimamente lúdico, que no digo yo eficaz (en algunos casos).

Pero hace poco ha salido al mercado un coche que sí que deja realmente en el aire una pregunta mítica: ¿Coupe o cabrio? Se trata del Ferrari 458 Italia Spyder. Casi tan bonito como la versión cerrada se planta en el mercado para que futbolístas y apasionados se dejen una cantidad cercana a los 250.000 euros por un hierro muy comprable de 578 cv.  atmosférico, propulsión, gasolina y con autoblocante. Pero ¿te lo comprarías? ¿abierto o cerrado?

En Fifth gear se lo han dejado a Vicky. Ya empieza diciendo que "es la mujer más feliz del planeta", y luego hace todo esto:



He estado a punto de responder que sí, que me lo cogería cabrio, pero lo he vuelto a pensar y la verdad es que no. Primero por la foto que dejo aquí al lado. Si te fijas en la posición del techo y la cabeza de la rubia verás que la sensación de libertad debe ser más bien justita. Por otro lado, la diferencia de precio con respecto al coupe me la guardaría para la versión Scuderia o como quieran llamarla esta vez, a por la que sí iría si no fuera por el tercer punto. Que para terminar no es otro que porque antes me compraría un F40, qué canastos!!

¿Y tú?

Comentarios

  1. Lo que sí debe molar del Spider es el sonido

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares