jueves, 12 de julio de 2012

Pepe Massot nos cuenta sus carreras en la Ginetta Junior Cup.

Más que maravilloso, digamos que “extraño” fin de semana en Donington Park. El fin de semana de Thruxton fue desastroso, llegaba ahí el mismo sábado, dónde tenía 15 minutos de libres, 15 minutos de crono y la primera carrera.

Llegaba confiado, el equipo me había contado que el coche que Ginetta alquiló en Donington, con el que corrí la segunda carrera, tenía los dos amortiguadores de delante rotos, comprimían pero cuando tenían que descomprimir, no lo hacían, y eso es lo que hacía que el coche fuese tan mal, aun así el resultado no fue del todo malo.

Por supuesto, nunca había pisado ese circuito, sabía más o menos para dónde iban las curvas pero poco más...A todo esto se le suma la lluvia, (yo solo había rodado en lluvia durante medio día en Donington) era todo un reto.




Por sorpresa de todos en los libres me coloco 5, en la crono 4, y acabo una primera carrera con la pista seca y con neumáticos de mojado 6.


Siendo sincero, no estaba nada satisfecho con el resultado, es más, me “automachaqué” demasiado, aunque visto en frío, mi experiencia en uno de los circuitos más rápidos y peligrosos de Inglaterra era de un total de 9 vueltas antes de salir a la carrera, así que mucho más no podía pedir...


El domingo arrancaba 9, y la salida, debido a la lluvia, fue lanzada, en fila india y detrás del Safety Car, dando pues pocas opciones a los adelantamientos. Me puse 7, y me decían en la pizarra que le estaba metiendo segundo y medio por vuelta al de delante, hasta que ya lo vi. Menos de un minuto después de que eso ocurriera, mi cristal estaba blanco, blanco totalmente, se había roto y empañado -luego nos dimos cuenta que al rajarse el cristal, la resistencia eléctrica que impide el vaho no funcionaba-, con lo que “navegué” las 4 vueltas que creo que quedaban más por fuera del circuito que por dentro, incluso rompiendo el difusor cuando hice toda una recta por fuera y se ve que pillé algún que otro bote... Veía las curvas por la ventana, cuando ya me había dejado el vértice y lo que no era vértice, una locura. Acabé 8. Fin de semana para olvidar en Hampshire.


Aun así, después de un mes de parada, llegué a Oulton, -el circuito favorito del director de mi equipo (Richard) y de su padre- con muchas ganas, ganas de estar arriba y sobretodo, de disfrutar. Esta vez volverían a venir mis tíos, incluso estrenaba casco.


También sin haber estado, pero con dos libres de media hora el viernes, -que me dieron la vida- todo tenía que ir mucho mejor.



Llegué al aeropuerto de Liverpool el jueves por el medio día y fuimos a Wrexham, el pueblecito donde dormíamos en un hotel pequeñito, muy muy acogedor.


Pasé la tarde haciendo deporte y descansando, pero mi cabeza solo estaba en un sitio, ser el más rápido desde el primer momento.


Cena rápida pero calmada en el hotel, y a dormir pronto...Viernes pronto al circuito, y acabando de aparcar, adivinad quién aparca a nuestro lado, Víctor Jiménez, su primo José y Javier Morcillo. ¡Buena manera de empezar! Teníamos dos medias horas de test; estuve la mañana hablando con el ingeniero hasta antes de salir, mirando vídeos de la temporada pasada (aunque no se corría con slicks, para hacernos una idea) y comentando los dos cuáles podrían ser nuestras referencias y las marchas que usaríamos en cada curva.


Me cambié, y la cosa iba a empezar y sería en mojado. Así pues, me coloco 3 al final de esa media hora de test. No estaba nada mal, las sensaciones eran muy buenas para ser la primera vez y el circuito me tenía loco, no sé si os ha pasado nunca, empezar cada vuelta sonriendo al ver que llega la primera curva, pocos circuitos me han gustado tanto como ese...


Buscamos zonas donde mejorar, probar cosas nuevas, pero sabíamos que esta vez iríamos con unos neumáticos de agua poco adecuados para esas condiciones, pero debíamos ser listos y rodarlos para tenerlos en perfectas condiciones para la carrera si era en agua, aun sabiendo que nos costaría estar delante con ellos.


Salimos otra vez (en mojado) y acabo 4. No estaba nada mal, los del equipo me dijeron que estaban convencidos que con los neumáticos normales hubiera estado primero. Aun así no me gustaba mucho acabar 3 de la general ese día, y insistí en buscar mejoras, algo que sólo nosotros pudiéramos saber, y esperamos a que acabasen los tests de ese día para coger el buggie de nuestro compañero Tom Ingram y ir con Richard, el ingeniero y yo a dar vueltas y vueltas al circuito con el para encontrar algo, líneas de agua con más grip, probar alguna curva con marcha distinta, etc.


Esa misma tarde llegaron mis tíos y mi súper hermanito (quién siempre está conmigo) desde España, fuimos a cenar en el mismo hotel y entre risa y risa estuve todo el tiempo haciendo vueltas subjetivas con mi coche, pensando como podría cambiar la pista en nivel de agua, imaginándome cómo sería el grip y las marchas en slick, por si estaba en seco, poder estar preparado.Ya era sábado, tenía un libre, la qualifying y una carrera, y lo más importante, me levanté muy, muy fresco.


Llegó la hora del briefing, dónde nos dijeron que cómo el día no estaba muy oscuro y tan sólo chispeaba de vez en cuando podríamos montar los neumáticos que quisiéramos para el Free Practice, slick o de agua. Decidimos salir a los libres con slick, ya que la pista empezaba a estar seca, y si el qualy era en seco, al menos tendría algo de idea de cómo irían las cosas con slick ya que los punteros del campeonato ya corrieron el año pasado en seco.


La cosa duró poco, cuando nos dan bandera verde y nos dejan salir empieza a llover, y llover y llover, trato de ganar la mayor temperatura en las gomas pero en la segunda vuelta se salen 4 o 5 (uno justo delante mío) y sacan bandera roja para cambiar los neumáticos. Ya quedaba muy poco así que la sesión acabó 2 o 3 minutos después de reemprenderla, con eso acabé 3. El qualifying se presentaba extraño... En el equipo no sabíamos qué hacer, ya que las condiciones eran parecidas a las de antes. Apostamos por los slicks otra vez, y al salir en nada vuelven a caer gotas en el cristal cada vez más deprisa.


Cuando ya era la segunda vuelta, tenía al líder del campeonato delante (Robertson) yo iba bastante más rápido que él, y se sale en Druids (una de las curvas más rápidas del circuito, que era la que estaba más babosa) dónde a mí se me pone el coche en horizontal totalmente pero consigo mantenerlo en pista. Sacan bandera roja, había 3 coches en la grava en esa misma curva.


Cuando entro al pit tenía los neumáticos de agua preparados a ambos lados del coche para cambiarlos tan sólo si se precisaba. Vienen los mecánicos y el ingeniero a preguntarme cómo está la cosa y les digo que creo que puedo ir bien con slicks, si la lluvia sigue al mismo ritmo como hasta el momento.Todos los coches que tenía delante estaban poniendo neumáticos de agua, y decido tirar para poder estar de los primeros cuando diesen bandera verde. La cosa se ponía difícil, al estar parado la lluvia era cada vez más fuerte, pero sacan bandera verde, y tengo otra vez a Robertson delante (con neumáticos de agua), le dejo espacio estoy toda la primera vuelta en primera siendo lo más brusco posible con la dirección para que cogiesen temperatura, y empiezo mis vueltas. El primer sector no estaba nada mal, resbalaba pero se podía coger, el segundo ya era más complicado, pero el tercero... Caótico, era como cuando corría en karts con mi hermano diluviando con los slicks porque no teníamos otros neumáticos. Girabas 20 metros antes y tu seguías recto hasta que no le daba la gana entrar. 


Acaba el caótico qualifying, y soy 2! Robertson tenía la pole. La verdad es que estaba orgulloso de mí mismo, fui el único piloto que aguantó el coche con los slicks en pista y además poder clasificar 2 para ambas carreras.


Pero, desafortunadamente, Richard me dice que nos llaman de dirección de carrera, y que si sale un tema, que diga tal tal y tal.


Pretendían quitarme esa segunda posición porque fui el único con slicks, y según ellos comunicaron que todos los pilotos deberían cambiar a neumáticos de agua. Nuestro equipo estaba el primero en el pit lane, y empezaron por el otro lado, se ve que cuando la notícia llegó a nuestro equipo, yo ya estaba fuera y llevaba dos vueltas, tan sólo quedaban 3 minutos, nada que hacer...


Al principio, me la quitan, y debo salir desde el final de la parrilla... Os podéis imaginar el cabreo... Richard y yo decidimos poner una queja a la MSA (la federación inglesa) y reclamarlo, ya que no había tiempo sustancial para entrar y cambiar neumáticos, y la culpa era sólo suya, ya que sólo había un chico en el pit lane comunicándolo de equipo a equipo. Yo me fui al box ya que quedaba media hora para la carrera, y con la cabeza puesta en cuántos pasaría de la salida a la primera curva, para que los de en frente no se fueran. Casi ya montado en el coche, viene Richard corriendo y me abraza diciéndome que tengo la segunda posición. Imaginaos qué cambio de chip tengo que hacer para afrontar ahora otra postura para la carrera en tan sólo 15 minutos, pero era lo tenía que hacer, tenía que estar a la altura, se lo habían currado.


Intenté ser lo más frío posible, y tener la cabeza puesta en ese semáforo. La carrera, aunque el cielo no estaba muy claro, iba a ser en seco.


5 segundos... ¡Se apaga el semáforo! salgo muy limpio, arrincono cuánto más puedo a Robertson hacia el muro, estoy un poco por delante de él, llega la primera curva, él tiene su coche a la mitad del mío, tiene preferencia, me abro para ganar espacio y empiezo a girar sabiendo que me puedo ir fuera peero... 


¡ESTOY PRIMERO! ¡Vamos Pepe! Empiezo a tirar cómo un desesperado y en 5 vueltas le he sacado dos segundos a Robertson, pero sale un Safety Car, que me rompe la carrera... La salida del Safety Car no fue mala, pero sabíamos que mi coche no era el más rápido de la parrilla y si alguien cogía mi rebufo lo tendríamos complicado... En nada veo que Murray adelanta a Robertson, y estábamos los tres pegados. Murray y yo nos vamos de todos, les sacábamos un segundo por vuelta a los demás, y sigo liderando. Está pegado a mí, hasta que en una recta, defendiendo la posición me pasa por velocidad... Sacan otro Safety Car, y ahí se notaron esos tres años que Murray lleva corriendo lo mismo, y me saca 1 segundo en la salida del Safety, con lo que pierdo el rebufo y me quedo segundo, como acabo.


Sinceramente, mal sabor de boca, pero como me dijo un buen amigo y piloto pocas horas antes de salir, la carrera la gana el que tarda menos minutos en terminar un número de vueltas, y a eso no hay escusas. Toca madurarlo y pensar en la del domingo.


Fuimos a descansar pronto, fue un día de muchas emociones, y al día siguiente tocaba otro de grande.


Domingo, ambientazo en el circuito, muchísima gente, y gente apoyándome y pidiéndome autógrafos en la entrada del box.


Volvía a salir segundo, Robertson otra vez desde la pole, aunque no me preocupaba mucho, ya que en la primera carrera estaba un segundo por debajo de nuestros tiempos, y aquí tenéis lo que pasó:



ITV Ginetta Junior 2012 Round 8 Oulton Park from BelMa on Vimeo.



Salía segundo, pero no salgo tan bien y tengo que mantener el segundo puesto para madurarlo y meter el morro cuando menos se lo espere Robertson.


Como podéis ver, en la salida de Harpin (la de 180º) salgo más recto y con más velocidad que él pero desde su cámara veis como su coche tira un poco más que el mío. Eso me iba costando un poco de ventaja hasta que Woodhead me quiere adelantar en la segunda vuelta. No hace falta debatir si la maniobra tocaba o no tocaba pero el resultado es que me roza el coche al principio y tengo que empezar a girar porque sino me voy contra la protección que tengo delante y el me bloquea el paso. Cuando vuelve a pista, me vuelve a dar un golpe. A todo eso, estoy 6, con la dirección rota y el coche no va nada bien.


Bandera roja, se para la carrera porque Collard se sale en la primera curva, salimos desde la posición en la que estábamos desde que Collard se salió, yo segundo. Me encintan el coche, y consiguen que vuelva a salir, aun sabiendo que el coche no va a ir del todo bien. En la salida le hago la misma del día anterior a Robertson, pero cuando llego a Harpin empiezo a girar y el coche no gira, hasta que meto más dirección y empieza a girar. (Veréis que entro un poco tarde y me dejo todo el vértice perdiendo velocidad en la salida por supuesto) Y ahueco un poco, cuando veo que Murray en la salida de Harpin me pasa y Robertson también me tenía ganas, ahueco un poco y intento ser inteligente y mirar la carrera detrás suyo (A eso Fielding también me pasa en la recta). Cada vez empiezo a cogerle más el truco al coche y voy mejor, hasta que me consigo poner 3 y Robertson cuando ya tenía la posición ganada para la siguiente curva, me intenta echar fuera cada vez más hasta que estoy tocando la línea blanca apunto de salirme al césped y el ya me toca y se le gira el coche.


Acabé la carrera 3 a 0.4 de Murray, pero otra vez más poco satisfecho porque podría haber sido primero si no fuera por los problemas del coche.Woodhead se vino a disculpar justo acabar la carrera y bueno, lo entendí, todo el mundo puede equivocarse, aunque eso implicase que la carrera no fuera del todo bien, cosas que pasan.Me tocaba levantar la cabeza y mirar a la siguiente carrera, Croft!

2 comentarios:

  1. vamos pepe! eres todo un crack!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimo Pepe, esto huele a victoria en cualquier momento! No te olvides de disfrutar de cada segundo

    ResponderEliminar