Un pinchazo CON consecuencias por ser SIN consecuencias

Si hay que elegir un pinchazo por sus consecuencias yo me quedo con éste que os dejo hoy... Aquí ya sabéis que vemos cualquier tipo de amago de competición y en seguida llega alguien subiendo la apuesta o bajando el tiempo. Pues hala, aquí va mi historia del abuelo cebolleta.

Situémonos; Mansell, Prost y Piquet luchaban por el campeonato de 1986 en ese orden. La ventaja de Mansell en la última carrera en Adelaida era de 6 puntos sobre Prost, y Piquet estaba uno por detrás del francés. Senna andaba metido por ahí enmedio con aquél mítico Lotus y yo iba con Mansell...


La pole se la lleva Mansell, al que le valía casi cualquier cosa para ganar el campeonato que llevaba dominando el equipo Williams todo el año, al que pertenecían tanto él como Piquet. Prost tiraba de esa mezcla de calculadora y talento que sólo él podía tener y le dio el apodo de "el profesor" para mantenerse ahí arriba hasta el final, con su resultado dependiendo del de Mansell. Piquet tenía que rezar bastante para que sus números cuadrasen y, sobre todo, ganar a Prost. Básicamente ambos perseguidores necesitaban ganar por narices y que Mansell acabase por cuarto o peor.

En parrilla el orden es Mansell, Piquet, Senna y Prost. En la salida y las primeras vueltas entra en la guerra Keke Rosberg, mientras que Mansell va perdiendo posiciones. En la vuelta 1 se pone líder Senna, mientras que Mansell pierde posición también con Piquet y el propio Rosberg, los mismos dos que acaban adelantando a Senna y, en la vuelta 7, es Rosberg el que no sólo pasa a Piquet sino que coge ventaja. Piquet, en su intento por ganar un título que se le ponía a tiro, tira para hacer lo que en ese momento tenía que hacer, que es pasar a Rosberg y ganar la carrera, y en ese intento se hace un trompo en la vuelta 23 que le hace perder posiciones pero le deja seguir en carrera. Si a eso le sumamos un pinchazo de Prost poco después vemos que en esas dos vueltas la situación cambia radicalmente, ya que Mansell se pone segundo y vuelve a tener el título en sus manos.

Prost sale de boxes cuarto y tira a muerte, y en la vuelta 44 Piquet adelanta a Mansell para ponerse segundo. El campeonato estaba mucho más en el aire de lo que parecía, porque Rosberg tenía el trato de hacer todo lo posible por hacer que su compañero, Prost, ganase el campeonato. Sin embargo en la vuelta 63 es Keke el que tiene el pinchazo y tiene que abandonar la carrera.

En este momento Piquet está primero, pero no le vale porque Mansell está..... tercero precisamente porque Prost acaba de adelantarle, si alguien adelantase a Mansell se iba a liar parda...

Y claro, te darás cuenta de que esto va de pinchazos y aunque van varios yo sigo con la película... Pues bien, así las cosas Mansell era campeón y en la vuelta 64, una después de la del pinchazo de Rosberg, pasa ésto:



Es Mansell el que pincha a lo que se calcula que son 300 km/h.... Sin embargo, como ves en el vídeo controla el coche y lo para en una escapatoria al final de la recta Brabham. En ese momento, y ante tanto pinchazo, al equipo Williams se le llena el culo de preguntas y manda entrar a un Piquet que en ese momento iba líder y campeón del mundo para cambiar neumáticos. Prost, sin embargo, no entra y sabe que de llegar a meta es campeón.

Al final Piquet no consigue llegar a pillar a Prost y éste se convierte en campeón del mundo. Por cosas como ésta y con un poco más de tiempo, Mansell se convertiría en el tío que más se merecía un título tras Sir Stirling Moss, pero encima él tenía una mujer fea.... de la que casi seguro que hablaremos otro día...

Pero lo curioso viene de una pregunta que cuentan que le hace un periodista a Mansell al acabar la carrera y la respuesta del león.

- ¿Se da usted cuenta de que ha perdido el campeonato del mundo por controlar el coche?
- ¿Cómo?
- Sí, era la vuelta 64 de 82, había pasado el 75% de la carrera, si se hubiese estampado contra el muro la carrera se hubiese parado contando las posiciones del último paso por meta, en la que usted era el Campeón del Mundo
- Ah, vale, la próxima vez que pinche me pararé a pensar si controlo el coche o dejo que se estrelle contra un muro a 300 km/h, con otro coche pasando al lado, en función del tiempo que llevemos de carrera y las posiciones en la vuelta anterior. Muchas gracias.

Comentarios

  1. Muy bueno! jejeje. Gracias por subirlo al blog ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares