jueves, 31 de enero de 2013

¿Quieres saber cuánto le mete un coche de carreras a uno de calle?

No son exactamente éstos,
pero la foto sirve para coger la idea
Es una de las preguntas más habituales que nos hacen junto con la identidad de Stig de Top Gear. Un coche de carreras lleva mayores o menores diferencias con su versión de calle; suspensión diferente adaptada al asfalto liso y sin badenes de un circuito, además del Set-Up con caídas y convergencias, neumáticos slicks, van aligerados... y eso como poco, porque a veces también hay modificaciones en el motor y otras que desde fuera se ven menos pero son importantísimas, como la rebaja de peso en llantas y frenos o sitios que se elevan bastante del centro de gravedad.

Y entonces surge la pregunta ¿cuánto tiempo le mete en un circuito un coche con todo eso a uno sin nada? Os dejamos la respuesta...


Aquí están ordenaditos por
8000vueltas el GT3, GR3 RS
GT3 Cup y RSR
Como no podía ser de otra forma nos fiamos de Tiff Needell para hacer la prueba y vemos que para la ocasión han elegido el Porsche 911 997, y de entre todas las opciones de competición y calle que tiene en gama la marca, se han ido a por el mejor par posible, porque pillan un coche de calle muy de carreras y uno de carreras muy de calle, como además hablamos de Porsche, las cosas deberían estar muy parecidas inicialmente. La selección es GT3 RS y Cup.

Eso quiere decir que la potencia declarada por ambos es la misma, el precio también, y las diferencias son las menores de las que hablamos. Con el Cup se corren las distintas Porsche Carrera Cups, una de las competiciones más igualadas y emocionantes en las que te puedes inscribir, y que además limita las posibilidades de desarrollo y reglajes sobre todo de motor y peso. Por su parte el RS es la versión aligerada y deportiva del ya suficientemente racing GT3 a secas, EL COCHE, como le llamamos por aquí, aunque el Cup le baja el peso en más de un 10%.

Me queda por averiguar con qué neumáticos iba el RS, pero no te pierdas el análisis que hace Tiff sobre ambos.



Como ves las diferencias finales son de 5 segundos, pero cuidado, que eso lleva a engaño porque son 5 segundos en una vuelta de 1:10 el Cup y 1:15 el RS. Eso es alrededor de un 7% más, y se traduce en que en circuitos como los habituales de por aquí en el que la vuelta en el RS puede andar en torno a los 2 minutos, como Jarama, Montmeló, Alcañiz, Cheste o Albacete (unos un poco arriba y otros un poco abajo), la diferencia en estos circuitos andará entre 7 y 10 segundos, lo que en la práctica es un abismo teniendo en cuenta que, repito, la diferencia sólo se basa en reglajes de suspensión, neumáticos y peso. Aún así, un mundo!

Los coches de carreras andan mucho más de lo que imaginas, y sobre todo, estar a 5 segundos es una barbaridad, echa cuentas y verás que en ese circuito te doblarían antes de 15 vueltas, es decir, cada veinte minutos...

1 comentario:

  1. Podiamos hacer la comparativa entre, no sé...¿Un Hyundai Getz de carreras y uno de calle?

    ResponderEliminar