Tocaba Mugello en el VdeV. La realidad es dura.

¿Cómo que dónde andábamos? Pues en pista, que es donde nos gusta estar. También nos gusta actualizar el blog desde allí, pero de momento no está pudiendo ser. En esta ocasión que no hubiese una wifi que funcionase medianamente bien nos impidió actualizar también todo lo que quisiésemos el Twitter, pero el nunca despreciable hecho de no parar quietos era un inconveniente aún mayor. ¿Te apetece saber cómo nos fue? Pues venga, dale al....


El fin de semana se esperaba animado desde.... bueno, desde que salimos de Montmeló. El equipo de mecánicos tenía varias cosas pendientes por delante y Fernando un montón de personas a las que convencer para que hiciesen el trabajo de un mes en una semana.... y lo que queda. El Mosler de Kosta, por ejemplo, tenía pendiente ponerlo a su medida, y no hablamos de reglajes, aerodinámica o potencia, hablamos de que comparte coche con Oliver y para que los cambios de pilotos sean rápidos y el coche mínimamente cómodo había que trabajar en su ergonomía.... hasta el punto de que había botones a los que Kosta no llegaba y Oliver casi tampoco. Por otro lado Oliver tenía poco juego, porque ya daba en el techo con el casco... había que adelantar el tooooodo el salpicadero hacia el conductor ¿a que no se te había ocurrido que eso puede hacerse? pero ahora que lo sabes no te olvides de los manojos de cables como de puerros que hay que alargar para conseguirlo.

Además de eso han decidido montar un ABS. El sistema completo se pidió hace tiempo y para que os hagáis una idea de cómo se pueden complicar las cosas, tres personas buscaron durante un día entero un número que estaba escrito en una pegatina que sólo podía estar en dos sitios y al final estaba en un tercero completamente diferente y absurdo.... El ABS llegó sin tiempo para montarlo, y el trabajo por delante de Matt impedía que estuviese listo para la carrera.

Y eso sólo en el de Kosta, que también montaba entradas de aire nuevas para refrigerar ciertas zonas o una programación de las bombas de refrigerante para evitar excesos de temperatura, y es que ese es uno de los problemas del coche, que la temperatura en la zona del motor lo fríe todo...

Por la parte de los pilotos, durante esta pausa entre carreras varios de ellos decidieron que lo mejor era probar a descubrir el circuito en el simulador, porque casi nadie había rodado allí. La verdad es que siempre hay dudas de si puede funcionar o si será lo suficientemente "real"... la conclusión es clara y unánime. Los pilotos que no conocían el circuito se encontraron en seguida con él, sin problemas de adaptación, quitándose un montón de trabajo de delante, de una manera mucho más económica que rodando en pista y sobre todo, redujeron estrés, incertidumbre y problemas.

Y así llegábamos al avión, que salía con destino Milán el jueves por la mañana. Al llegar al circuito tanto el camión como la furgoneta que nos hemos acostumbrado a llevar ya estaban allí y casi todo estaba montado. Aprovechamos para "diseñar" en una esquina una nueva zona de relax en la que despejar un poco sin perder de vista los coches, con sillones hinchables y masajeantes incluidos, al módico precio de 40 pavos la unidad, barato, no? Las chicas de Auriga nos echaron una mano con todo eso, así que poco más había que hacer que poner manteles y no romper muchos vasos. El jamón Patabrava presidía la zona y está empezando a hacerse famoso entre comisarios y rivales...

El fin de semana iba a ser mucho más que "intenso", la palabra de moda. Nos esperaban nada menos que casi cuatro horas de entrenamientos libres y una de oficiales el viernes, y la carrera de seis horas el sábado. Es lo habitual pero esta vez en dos días, el margen para problemas se reducía a cero absoluto.

Así que tras acabar lo pendiente, hacerle un asiento a Oliver que luego aprovecharía Kosta y verificar todo lo posible, nos fuimos a dormir a eso de las 2:30 de la mañana. Mariano ¿mañana a qué hora?..... A las 7:30 que el primer oficial es a las 9.

Cualquier día nos quedamos a dormir allí, abrigaditos
seguro que estaremos!!
Voy a quedarme un momento con lo de "hacer el asiento" porque para algunos quizás sea una curiosidad, los demás podéis saltaros este párrafo. Como os decía, Oliver ya daba con la cabeza en el techo y esa posición incluía no apoyarse correctamente en el respaldo, tenía que "echarse" un poco, de forma que el asiento no hacía del todo bien su trabajo. La manera de solucionarlo es mezclar dos productos que hacen una espuma que en unos minutos se expande y endurece. Se pone una bolsa de basura fuerte, se mete la mezcla, el piloto entra, se pone encima en la posición que va a querer y se espera a que el producto reaccione y seque. Luego se encinta todo para que no se deshaga y nosotros lo dejamos ahí, los equipos de F1 sobre eso crean un molde con el que hacen el asiento de fibra de carbono. Luego esto es "de quita y pon" y mucho más cómodo que usar cojines.

Total, que me distraigo, que llega el viernes y con ello la fiesta. Hay que comprar las pegatinas de los libres, preparar neumáticos y trabajo para el día, salir a pista....

Primera tanda de libres y primeros problemas. El Ginetta no termina ni la primera vuelta. ¿Qué ha pasado? PALIER!!!! No puede ser!!! TODO es nuevo!!! y se repite el problema de Montmeló. Los mecánicos creían que allí había sido un problema de calidad de los tornillos que unen la pieza completa del palier (que lleva unas "fresas" con homocinéticas que era lo que se rompía en realidad) con el diferencial, y por ello habían pasado de unos tornillos con dureza 8 a otros con dureza 12.... así que si ha vuelto a romper, el problema podría venir de otro sitio. Mariano pensaba que en Barcelona era eso y ahora había sido sólo una homocinética, y Fernando por su parte dudaba del diferencial, así que todo fuera. Había hora y poco para solucionarlo, y eso incluía cambiar de nuevo ambos palieres y cambiar el diferencial. Los mecánicos se pusieron con ello con el objetivo de llegar a salir a libres 2. Los Mosler no daban problemas y el trabajo se limitaba al propio de los pilotos y de puesta a punto, que no es poco.

En el Ginetta los mecánicos cumplieron y salimos a libres 2 con el mismo objetivo que antes; que Nil hiciese una vuelta con la que poder trabajar después con Álvaro por el lado de la telemetría, para eso le dábamos 5-6 vueltas, no más ¿quién dice que el trabajo de un piloto sea bonito o fácil, eh?. Recordad que Nil es de los que nunca había estado allí. Álvaro, por su parte, tenía que RE-conocer el circuito; ya lo había visto en el simulador pero ahora había que sentirlo y "ponerlo" en el Ginetta. Tanto uno como otro lo hicieron a la perfección y el coche aguantó, de hecho ya te adelanto que no volvimos a saber nada de palieres, ahora toca abrir el diferencial en la nave y ver si había algo raro ahí dentro.

Libres 3 también fueron tranquilos.... bueno, para todos menos para Nil, porque Álvaro el viernes estuvo tan  sobrado como para quitarle dos de los tres sectores a Nil, perdiendo en el segundo, que era el más largo, todo el tiempo de diferencia. Tenía pensando mandarle la foto que lo demuestra pero la dejo aquí mejor, se ve el primer sector en verde cuando rodaba él, que salió después de Nil, con lo que eso quiere decir que más que "en el mismo tiempo" como dijo Nil, la dura realidad es que había sido un poquiiiito más rápido!!! Evidentemente hay cierta trampa ahí porque Nil, que hizo un magnífico trabajo siendo éste otra cosa ("busca una vuelta más bonita que rápida", le había dicho), apenas había rodado y las diferencias se veían después en la adquisición de datos, pero tiene muchísimo mérito que un piloto con la escasa experiencia de Álvaro ruede en los tiempos de su compañero a pesar de todo.

Y así llegamos a la quali, con el objetivo que se ha convertido en habitual desde que pusieron la norma de que los pilotos "A" no contaban para el tiempo (aunque nadie especifica lo que es "A" y hay mucho pilotazo aquí que no lo es). Ese objetivo es poner los Mosler lo más arriba posible y el Ginetta no-último, que es su posición natural, ya que ha vuelto a ser el único GTV4 del meeting. Esperemos que con la llegada a circuitos franceses la inscripción aumente, aunque viendo el rendimiento del tándem creo que, en carrera, la posición scratch por rendimiento y estrategia seguirá siendo el objetivo incluso en ese caso.

Y en la quali también lo esperado. Los Mosler pegándose con todos y el Ginetta ahí.... en medio... Lo mejor fue ver a Álvaro y Nil luchando en igualdad de condiciones porque ambos estrenarían un juego de neumáticos. Evidentemente Nil (1:57,8) le metió tiempo a Álvaro, pero me quedo con el momento final del entrenamiento, en el que tras decir que iba a entrar en boxes vemos que Álvaro hace su mejor primer sector.... tras eso le mete casi un segundo a su mejor segundo sector..... y tras eso hace de nuevo su mejor tercer sector.... Pero vamos a ver; ¿no ibas para dentro??? Oigo por radio "Bueno, bueno, bueno, ahora ya sí que me puedo ir a dormir tranquilo" (no olvidéis que los pilotos ven el tiempo que hacen con un sistema propio).... y al rato "Ástur! dile a Nil que apriete el culo que mañana me lo voy a fundir!!!!" Ya os conté de la competitividad de Álvaro, su sentido del humor y su permanente sonrisa, así que supongo que entenderéis el cachondeo que nos trajimos. Su tiempo había sido 1:59,1

Y con eso, dado que todo iba bien, nos preparamos para la carrera.

¿A que no sabéis a qué hora desayunamos el sábado? ¡A las 7:30, muy bien!

En la salida el Mosler de Kosta se puso cuarto, mientras Francisco también se mantenía pegado a él con varios GTV1 y 2 metidos en medio. El Ginetta estaba atrás, pegándose con GTV3, un silouette y hasta un GTV1 rezagado que estaba último por méritos propios (vamos, que no tenía problemas). Y es que no conviene olvidarse de lo que estamos haciendo aquí. Este es un campeonato en el que corren coches que multiplican por mucho los precios y costes de lo que llevamos, y además son mucho más nuevos. La realidad es que en una unidad 2012-13 a la que se le abre motor cada 30 horas no se esperan problemas de consumibles o piezas que no deberían romperse, pero a medida que van pasando los km en pista, estas cosas llegan y lo peor es que lo hacen en cualquier momento. Hay que tener presente como bien le decía uno de los pilotos Mosler al otro que "teniendo en cuenta que cuestan 5 veces menos, no me importa demasiado que mi coche sea un par de décimas más lento". Además de eso hay auténticos pilotos profesionales que quizás no nos suenan de mucho, pero un rápido vistazo a su palmarés descubre inscripciones en LeMans, Blancpain, todo tipo de fórmulas.... hasta el más novato de los "Gentelman" lleva años dejándose la piel en la pista con aparatos similares a los que tienen ahora, y ahí están los nuestros, con sus Mosler o el Ginetta, dando la cara y plantando una batalla que está llamando la atención de todos los inscritos (que ya nos preguntan por "la ginetá") y hasta de Martin Short, al que podríamos llamar el Mr. Mosler Motorsport, que manda gente a la nave a ver cómo puede ser que estemos ahí arriba.

Y los problemas llegaron. Esta vez fueron dos rodamientos traseros, uno de cada lado en cada Mosler. Teniendo en cuenta que la vida de ambos ha sido bastante diferente hasta el momento, es bastante sintomático que pase el mismo problema en la misma hora; es pu_a casualidad.... que deja los coches fuera, porque eso no se soluciona en 10 minutos. Os dejo una foto del estado de los rodamientos del coche de Kosta (en una mano) con cómo están unos nuevos (en la otra).

Por su parte el Ginetta seguía su trabajo. Gracias a ser el último en repostar lo metí cuando estaba en 5ª posición. Tras eso salió Álvaro con el objetivo de mantenerse en los mejores tiempos posibles y buscando un Top-Ten final, cosa bastante ambiciosa. Tenía por delante un mínimo de una hora e hizo un poquito menos de hora y media, el problema es que Álvaro es diabético y justo antes de entrar estaba bajo de azúcar, así que salió con las dudas de lo que podía hacer. Pero ahí se mantuvo, con un único error casi al final en forma de trompo que le costaba unos 40 segundos y en el que perdía 3 posiciones (un GTV3 y dos GTV2).... así de apretada estaba la carrera...

Tras él salió Nil, que haría dos horas con un repostaje en medio que nos daba para terminar. La estrategia había salido bien aunque no a pedir de boca, porque podría mejorarse con un par de factores que si os desvelase tendría que mataros, y era óptima dentro de nuestras posibilidades, así que el ambicioso objetivo estaba intacto... y al alcance...

A Álvaro le quedaría algo menos de la hora final, con un Porsche GT3 Cup S del equipo Almeras siguiéndonos de cerca. Sin embargo el plan, como siempre con él en pista, incluiría lluvia. Recuerdo una de esas conversaciones de radio que sólo se pueden tener con Álvaro en la que me dice al poco de salir, ATENTOS: "Ástur ¿llueve para todos o sólo para mi?"....

Lo peor de la jugada es que en recta no llovía, así que la respuesta desde mi punto de vista era "No, sólo para ti, repito, sólo para ti!!!"

Ya casi acabando le aviso del Porsche llegando diciéndole "Tienes que apretar! Viene un Porsche y tienes que apretar!". Él, optimista, me contesta: "Ok!, Ok! ¿qué tiempo quieres que haga?".... "La vuelta rápida del Porsche RSR 2013 de GTV1 es 1:49, todo lo que puedas bajar de ahí con el Ginetta es un logro del copón!!!". Esto quedaría mejor si os lo cuento con una caña, pero más o menos podéis imaginaros. Obviamente lo que le dije por radio fue que el Porsche venía haciendo 2:00 y podíamos perder 4 segundos por vuelta como máximo, que era lo que él estaba preguntando en realidad. Al final el Ginetta llegó justo décimo, pero para todos los que os pondréis en nuestras manos y oiréis eso de "rápido pero seguro", aquél trompo supuso no acabar novenos!!

Pero la guinda del pastel la puso sin duda el Mosler de Kosta, porque como ya estaba claro que no clasificaban dejaron a Fernando jugando a su antojo con pruebas y maldades... salió Oliver a probar las ideas locas que se pudieron hacer y.... vemos que empieza a rebajar tiempos.... vemos que empieza a acercarse a la vuelta rápida.... así que le decimos que tire y que a por ella!! Y a poco del final la consigue!!

El Mosler ha hecho la vuelta rápida. No pasaron dos minutos para que viniesen al box los directores de otros equipos y hasta de Michelin a ver cómo era posible que el "pequeño" Mosler GTV2 pilotado por un tal Oliver Campos hubiese hecho la vuelta rápida contra Ferraris GT2, Porsches de todos los colores y demás juguetes caros pilotados, esta vez sí, por gente reconocida como lo mejor del motorsport, que por y para eso les pagan.

Así que, con la alegría de Álvaro y Nil, el amargo de los rodamientos y el dulce de ver que los Mosler pueden estar arriba si se pasa por delante de los problemas de las carreras ("las carreras son así", que se dice siempre), yo, que soy optimista por definición y porque me da la gana, me vuelvo contento de Italia. Y  es que como titulé la enterada la realidad es dura, estamos donde estamos para bien y para mal, pero los Mosler son rápidos y sean como sean las carreras no quiero a nadie que pensando que esto no se va a solucionar, que los coches estarán arriba y que traeremos buenas noticias más pronto que tarde! Y no nos olvidemos de que hablamos de ganar algo muy gordo!

Comentarios

  1. bravo chavales!!!
    Ojo Fernando que le quitas el papel a Jorge Javier como periodista!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares