Esto si es remontar..



Cuantos de los aquí presentes, sea realidad o ficción en donde os estéis forjando como pilotos, no le ha tocado tener que remontar en más de una ocasión por una de estas cosas que "fastidian" en una 1era vuelta, pudiendo ser un error, un toque con otro adversario, una avería inesperada o bien una combinación de las anteriores causas. En las carreras de hoy en día, la lógica me dice que solo en citas de larga duración pudiera darse un caso similar al expuesto a continuación, aunque nunca digas nunca..

Fórmula 1, 1967, G.P. de Italia disputado en el tan siempre mítico y admirado circuito de Monza, donde predomina la velocidad a más no poder y las "agallas" más que nunca para intentar pasar lo más rápido posible las curvas de cara a ganar velocidad en las rectas y ya siendo tiempos en los que se superaban los 300 km/h como si nada.

El "qualifying" celebrado el sábado bajo una fuerte lluvia obliga a suspender la sesión y a dar validez a los tiempos del viernes para formar la que sería parrilla de salida, determinando a Jim Clark (Lotus) como "poleman", seguido por Jack Brabham (Brabham), Bruce McLaren (McLaren), Chris Amon (Ferrari), Dan Gurney (Eagle) y Denny Hulme (Brabham) como los 6 primeros calificados, todos ellos en el "pañuelo" del segundo.

Se da la vuelta de formación y los participantes se disponen a colocarse cada uno en su casilla
correspondiente, pero un fallo del comisario que agitaba la bandera y con ello daba la salida, crea un lío para los corredores que por reacción pisan el pedal cuando todavía no se habían colocado y al bueno de Jim Clark le pilla algo desprevenido, perdiendo la "pole" y bajando hasta la 5ta posición en la 1era curva.

Como si nada, aprovechando la mayor prestación de su Lotus, Jim vuelve a colocarse en el liderato en apenas 12 vueltas pero és a partir de aquí donde empezaría su "calvario" por un pinchazo en la trasera izquierda y que le obligaría a ralentizar la marcha hasta llegar a boxes, siendo adelantado por toda la parrilla antes de su entrada en el "pit-lane".

Por supuesto y como pensáis, las paradas en boxes de aquellos tiempos no eran las típicas de ahora de los 3 seg. de RedBull y los mecánicos tardan más de minuto y medio en poder dar la salida nuevamente a pista al coche de Jim, lo que hace que siendo el tiempo por vuelta de minuto y medio aproximadamente, salga ya con una vuelta perdida detrás de todo el pelotón y con un apunte importante que los mecánicos se "olvidaron" de comprobar y reponer y que sería de gran importancia después.. (sorpresa)

Recordando una de las muchas frases de Jim (- Si quiero correr más, me concentro más -), la pone en práctica inmediatamente después de su salida de box y a base de velocidad punta en su Lotus, más deprisa que lento, atrapa al pelotón y comienza a realizar adelantamientos hasta llegar al grupo de cabeza y darles de igual manera el anatema, incluyendo a los líderes como previamente había hecho. Ya se había desdoblado y ahora estaba "solo" por delante a falta de poco más de 30 vueltas, para un total de 68.

Aprovechando la MAGNIFICIENCIA del chasis 49 de Lotus y la velocidad del muy famoso motor Ford-Cosworth, Jim empezó a rodar a un ritmo endiablado, recuperando en apenas 20 vueltas más de 1 minuto de tiempo y VOLVIENDO a coger al pelotón para posteriormente volver a adelantarlos a todos hasta llegar a la cabeza nuevamente y colocándose líder a falta de 7 vueltas del final, justo por delante de John Surtees (Honda) y Jack Brabham (Brabham).

Una vuelta y 10 segundos, és decir, 1m 40seg és lo que les había recortado al resto ( no siendo parrilla de GP2 precisamente ) en 45 vueltas y bajo condiciones de seco lo que más o menos dejaba un ritmo de unos 2-3 seg. por vuelta como mínimo más rápido que los demás en una pista que és de pedal y que solo, como se dió a demostrar, podía ser posible con un PILOTAZO y un EQUIPAZO.

Y cuando parecía que todo iba a acabar como algo nunca visto, el detalle que los mecánicos se "olvidaron" cuando Jim efectuó su única parada fue lo que llaman la avería "tonta".. : la gasolina.
Jim cruzó la meta a falta de una vuelta con más de 3 seg. de ventaja sobre Surtees (Honda) y Brabham (Brabham), cuando el motor de su Lotus empezó a "toser" por la escasez de combustible y no le quedó más remedio que "zarandear" el coche en las rectas para buscar hasta la última gota en el depósito. No tardaron en recuperarle la ventaja el dueto Surtees-Brabham y superarlo justo antes de entrar en la última curva cuando entonces Jim se quedó definitivamente sin combustible y aprovechando la velocidad que llevaba y la temprana línea de meta, puso punto muerto y al final acabó llegando en 3era posición a casi 20 seg. del vencedor, que fue John Surtees (Honda) siendo la última victoria para él en F1.

Nada más finalizar la prueba el nombre más aclamado entre el público presente no sería el de Surtees, sinó el del genial piloto escocés que una vez más se había hecho merecedor del que sería su legado después, Jim Clark.










Comentarios

  1. Acojonante documento y acojonante carrera. Gracias por contarla

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares