24 Horas de Dubai; desde dos backets

He decidido poner esta crónica en Racing Gang en lugar de en mi habitual Aztecamotor.es ya que creo que cuadra más aquí, y que lo vivido es tan peculiar que merece ser contado en esta página de "locos" con volante. aquí mi crónica de las 24 Horas de Dubai...con dos... coches






Cuando en mi teléfono aparece "Paul White" en la pantalla no puedo evitar sonreír y que me tiemblen un poco las piernas, ya que Paul no me llama nunca para nada normal, todas sus propuestas son siempre un reto como correr LeMans con el Aston, competir en el Aston festival sin haber probado el coche antes y cosas de este estilo.
Esta vez no era diferente la llamada que recibí en Noviembre "Javi, quiero que hagas las 24 horas de Dubai conmigo" "Vale!, cuentame más" "tengo la opción de correr con el Ginetta oficial y les he propuesto que tu estés en el equipo, parece que les parece bien, te animas!?" No hace falta que ponga lo que respondí.

Jamonazas del equipo... ahh y el coche.. ah! y los pilotos
La cosa se fue complicando y Paul buscó otra opción en el equipo Milltek de VW, dentro de la categoría Diesel, bromeando con que lo peor que podría pasar es que corriésemos en dos coches. semanas después Ginetta solucionó su situación y efectivamente correríamos con dos coches!!!! y aunque las ganas eran las de decir que no, ya había tomado un cocmpromiso al que no podía faltar, además de ser ambos coches grandes oportunidades. El Golf por ser el favorito a su categoría y el Ginetta porque no se le dice que no a una marca.
Mi carrera empezó en ese momento, con Quique Sanchez el entrenador físico de la Escuela Española de pilotos teniendo que hacer horas extra, tratando de imaginar lo que tendría que vivir y sufrir, ya que no conozco a nadie que lo haya hecho antes.
En navidades llegaron malas noticias de Ginetta. "Cushty" el jefe de equipo e ingeniero fallecía de un ataque al corazón, lo que suponía un drama para la familia Ginetta y supondría un problema para la carrera.
"en menudo lío me he metido"

Llegué al circuito sin saber muy bien que me encontraría. Ambos equipos tenían pilotos muy buenos y la presión para hacerlo bien era muy alta. Aproveché para dar unas vueltas en el coche de alquiler, para ver las diferencias entre el simulador que tantas horas he usado y la realidad del circuito.
Salí a los libres con el Ginetta y ya entonces pude ver lo difícil que sería la carrera, con 80 coches en pista en tráfico es tremendo. El Ginetta me pareció un gran coche, con un motor espectacular pero difícil de usar, con una "ventana" de uso de revoluciones muy pequeña. Todos los pilotos dimos 3 vueltas para adaptarnos al coche. Terminado esto salí disparado para hacer lo mismo en el equipo VW.


La oficina del Ginetta

La oficina del VW

El equipo de VW fue toda una sorpresa, lejos de ser un equipo pequeño, me encontré que era una operación muy importante con un patrocinador (Milltek) importante detrás. Los pilotos son los mejores pilotos de VW de inglaterra y contaban conmigo como experto en carreras largas para ayudarles en su nueva experiencia. Para mi el reto era muy complicado, ya que estoy acostumbrado en los ultimos años a los coches rápidos de la parrilla, y casi no tengo experiencia en tracciones delanteras, ya que he hecho 3 carreras en mi vida en coches similares.

El equipo me pidió que hiciese la salida y el primer stint. los stint en el Golf serían de 2 horas, que es lo que permite el reglamento, para luego descansar 75% del tiempo conducido y salir disparado al Ginetta. el descanso no lo es tanto, ya que el tiempo se consume en bajar del coche, quitarte el mono, cambiar la radio del casco, beber, comer y sentarte a descansar 30 minutos ya en el box del siguiente coche.
Los qualy pasaron tratando de hacer las mínimas vueltas posibles.

En el Ginetta había una peculiaridad, ya que en la categoría máxima donde competía hay dos opciones, "pro"   que permite repostar 95 litros y el tiempo por vuelta es libre, a diferencia de la categoría "Am" que no te permite bajar de 2:05:00 a cambio de poder repostar 100 litros cada parada y 30 kilos menos de peso en el coche. Consideramos que por el tiempo por vuelta real del coche unos 2,03 lo mejor sería estar en la opcion AM, sin poder bajar de 2:05. Para esto teníamos una referencia de tiempo para asegurar no bajar de ese tiempo. si veíamos en el dash que estabamos por debajo tendríamos que aflojar en la última curva.

Llegó el momento de la salida y el complicado procedimiento. hay camellos, desfiles de cada país, público y una parrilla inmensa de 80 coches. desde el puesto 62 del VW no lograba ni ver el puesto 24 del Ginetta.

Para la salida estaba más preocupado de lo normal, añadido a la responsabilidad de hacer la salida en unas 24hr, me preocupaba especialmente mi falta de experiencia con ese tipo de coche. calentar las ruedas traseras es una operación complicada, y si no consigues temperatura puedes hacer el ridi pero bien haciéndote un trompo en la primera vuelta... por suerte pude meter buena temperatura y la salida fue sin complicaciones.

Especialmente chulo fue ver un super helicóptero que volaba por encima de los coches, imagino que de la televisión, pero con un piloto muy Racing Gang, poniéndose muy cerca de los coches, un momento muy espectacular que duró varias vueltas.

El Golf resulto ser un disfrute, hacía muchos años que no corría con un coche "a la antigua usanza" con cambio manual y donde el manejo de los pedales es esencial, la verdad es que lo echaba de menos y me encanta! pilotar un GT es una pasada, pero recordar lo que es un coche "normal" es muy bonito.









Mi enemigo era el cansancio y las distracciones, cualquier pequeño detalle en el que fallara podía arruinar a los dos equipos, tanto si me equivocaba con el conector de radio como si por error paraba el VW en la parada. al ser un coche Turbo, el motor no se para en toda la carrera, haciendo que en las paradas el motor no se para, justo lo contrario a todas las paradas en boxes que he hecho en mi vida!!!


Aquí empezó el calvario del Ginetta
termine mis primeras 2 horas con el coche líder de D1 y en la posición 38 general, nada más bajar me fui al box de Ginetta donde ya empezó la "fiesta" El Ginetta estaba ya en el puesto 15 general y todo acorde al plan, pero todo se complicó. Adam Sharpe sufría en embiste de un SLS pilotado por un piloto árabe que pasa más tiempo golpeando coches que corriendo, con la mala suerte de que le golpeó en la rueda trasera rompiendo también la suspensión y transmisión del coche. dos horas tardaron en la reparación dejándonos técnicamente fuera de posiciones para el resto de carrera.

El equipo quería llegar a la meta en honor al fallecido jefe de equipo y me devolvieron a la pista tras la reparación. Los problemas no terminarían ahí a las 5 o 6 vueltas en la recta larga sufrí la rotura de la transmisión central del coche, lo que supone una explosión dentro del coche terrible. un susto tremendo y una suerte de no chocar al ocurrir a más de 250 km/h. tras el corto stint me volví al VW.

Así transcurrió la carrera con el VW luchando por la victoria de la categoría toda la carrera en una dura pugna con un BMW Holandés. estaba claro que no se decidiría hasta el final de carrera, ya que cambiabamos el liderato cada hora. hice varios stints más con el equipo empujándome bastate por la radio, pero recordándome que lo principal era cuidar el coche... pero haciendo tiempos...


El VW fue golpeado por la noche, pero no nos costó demasiado tiempo, y la gran pega vino a 3 horas del final cuando a Tom Onslow-Cole se le rompía la caja de cambios dejándonos fuera de la lucha por la victoria. el equipo la cambió en 27 nimutos de manera espectacular y volvimos con Paul al volante para terminar la carrera en segunda posición. El trabajo de los mecánicos fue algo alucinante, como nunca lo había visto antes. Ese trabajo que hicieron en 27 minutos en un concesionario VW lo hacen en una semana. 10 mecánicos trabajando en una coreografía perfecta. Cuando felicité al equipo por el trabajo me contestó "pues hay varios con los que no solemos trabajar, porque el resto del año están trabajando en el coche de Vettel..." resultó que algunos venían de Red Bull Racing... casi nada.

El Ginetta no levantó cabeza, tuvo problemas casi cada vez que salió a pista, muchos provocados por el golpe inicial y tras hacerme mucha parte de la noche con grandes sustos decidieron que lo reararían para salir a tomar la bandera. Una de las averías que tuve yo fue la rotura de la dirección asistida que dejaba de funcionar en las curvas rápidas, lo que imaginareis no es nada divertido cuando vas pegándote con los GT´s de moda.

llegó el final de carrera con el podium del VW. yo acabe destrozado, ya que conté aproximadamente 12 horas de carrera, donde solo pude dormir dos veces menos de una hora. hice mi pequeño nido en el coche de alquiler, ya que no hay camiones donde descansar. Para alimentarme tuve que buscar un sistema un poco peculiar, ya que siguiendo indicaciones de Quique, 30 minutos antes de salir a un Stint largo tenía que comer un plátano, y ningún equipo de los míos tenía. La solución fue lógica. Localicé un equipo que tenía plátanos y de vez en cuando aparecía por allí a robar algunos aprovechando cuando hacían las paradas en boxes...


Una vez terminada la locura, hechas las fotos del equipo, abrazado a todos y cada uno de los mecánicos y compañeros de coche (Cosa que es muy sentimental he de decir, el cansancio extremo, todo lo vivido, las ilusiones y decepciones que vivimos juntos, hacen que te sientas muy emocional y muy unido y agradecido a toda esa gente) salimos para el hotel a dormir, una ducha caliente y 8 horas de dormir es en ese momento el mejor plan del mundo!, ni Belloncé, ni todas las chicas bond del mundo te pueden ofrecer un plan más apetecible...



Al llegar al hotel Paul me dio un abrazo y me dijo " La próxima vez que te proponga un plan así de loco hazme el favor de responderme: NI DE COÑA!!! ES UNA LOCURA!" a lo que por supuesto le respondí que "eso haré, pero añadiré a la frase "PERO VAMOS A HACERLO"







Con la pelota de mi perro Yako
Estoy muy contento con el resultado, con mi experiencia y una vez más con el resultado de Paul. para mi superar estos retos es algo especial, no fallar y no haber cometido ningún error de importancia con ninguno de los coches es algo de lo que me enorgullezco. Cuando te llaman para algo así se espera de ti que estés a ala altura en todos los aspectos, y creo que en este caso lo estuve.

Tener de compañeros a pilotos tan importantes como Simpson, Tomlinson, Adam Sharpe, Tom Onslow Cole, Caygill, y Aaron Mason es todo un honor y una responsabilidad de la que me siento muy orgulloso.

Tras la durísima carrera me tome dos estupendos días de vacaciones en Dubai que fueron una maravilla tras no poder disfrutar mucho de las navidades.




De vuelta ya en el avión, con mi Cocacola árabe y viendo Rush!
Quiero dar las gracias desde aquí a todos los amigos que nos siguieron, a los que comentaseteis por facebook y por twitter y a Motors TV, que como es lógico no pude oirlo, pero que me dijeron que nos trataron muy bien a los españoles. Sobre todo gracias a Ginetta y a KPM por su confianza en un españolito, espero haber estado a la altura esperada!

Algunas fotos salen del Facebook de KPM racing (el equipo de VW), a los que recomeiendo seguir en Facebook AQUI.

Comentarios

  1. Enhorabuena, una experiencia muy bonita. Lástima lo del Ginetta, uno se da cuenta de lo difíciles que son las carreras de resistencia escuchando relatos como este y viendo todas las cosas que te pueden pasar.

    Por cierto, ¿Qué tal el punta-tacón con un motor diesel?

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Javi por compartir estas experiencias que no mucha gente sabe valorar; pero los que si que lo hacemos, lo valoramos tanto...

    ResponderEliminar
  3. Eres un crack!!!! Como profesional y como persona... aahh, y la próxima vez que te dejen llevar también el "safety" jeje.

    ResponderEliminar
  4. Tu si que eres un Crack!
    Gracias, 9000, el punta tacón da igual si es diesel o no, lo que cambia son las revoluciones y el sonido... que tengo que admitir no es el más bonito del mundo, de hecho cuando salía con el Ginetta de boxes al soltar elñ limitador de velocidad de boxes, el sonido y la aceleración ponian una amplia sonrrisa en mi cara.
    Gracias Patabrava, la verdad es que lleva una esfuerzo y tiempo escribir estas cosas, tiempo que le quitamos a nuestra familia, pero lo hacemos porque queremos compartir estas cosas con quien le interese. Tenemos la suerte de por circunstancias de la vida poder vivirlas y lo mínimo que podemos hacer es contarlas para que todos podamos de alguna manera estar allí. Me hace mucha ilusión que a alguien le interese y le sirva para pasar un rato agradable. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Impresionante. Esa debe de ser la definición de pasión por la competición, correr un 24 horas de freelance para dos equipos completamente diferentes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares