Tutorial de vuelta a Le Mans Circuito de La Sarthe


No necesita presentación. Seguramente el circuito más famoso del mundo que aloja la carrera más importante del mundo. Si no has estado tienes que estar, las 24 Horas de Le Mans son el evento de motor más grande del mundo y deja al Gran premio de F1 que quieras a la altura de evento social entre amigos. Gran parte del éxito de esta carrera radica en el circuito que mantiene el espíritu con el que se inició, que es el de ir de un pueblo a otro y volver a la mayor velocidad posible, usando carreteras comarcales.
Pese a que hay un circuito permanente el LeMans, pero de él solo se usan los boxes y la recta de meta, lo demás son carreteras que se cierran para la carrera unos días contados al año y que unidas hacen un circuito ultra rápido y ultra peligroso en el que se te ponen los pelos de punta con dar una vuelta. Hay poca gente que ha tenido la suerte de rodar en él, y yo he sido uno de los afortunados pilotando en la carrera telonera de las 24 Horas. Te cuento en este tutorial como es una vuelta a esta pista.



Primera Curva: Es la única curva junto con la chicanne Dunlop  que comparte el circuito permanente. La primera curva es a fondo con cualquier coche moderno en seco, pero se complica en mojado. Es una curva que se sacrifica completamente para buscar quedarse a la derecha en la salida de cara a hacer la chicanne bien. Si el resto de pista no fuese como es… sería una curva emocionante, pero comparándola con el resto de la vuelta es una curva aburrida.


 
Chicanne Dunlop: Es una clásica chicanne, con pianos que se pueden pisar. Hay que sacrificar la primera parte a la Izquierda para poder hacer bien la salida de la curva. La peculiaridad es que es cuesta arriba, con lo que la entrada se puede hacer más rápido de lo que parece, siempre y cuando no desestabilicemos el coche para centrarnos en la curva a derecha que es la que nos importa. Se pueden usar pianos con bastante firmeza.



S de la Foret: Secuencia de curvas muy complicadas y bonitas. Todo empieza con una izquierda a fondo al salir de la Chicanne, de la que es importante quedarse bien a la izquierda para poder enlazar bien la derecha. En un prototipo es a fondo, pero en un GT tendremos que levantar. El objetivo es quedarnos bien a la derecha para afrontar la última curva a Izquierda de la secuencia que es una curva muy peraltada. Esta es la curva importante de la secuencia, ya que la última que es a derecha es a fondo, con lo que la velocidad de salida viene dada por la ultima Izquierda. La curva es muy rápida y con el peralte y la falta de visión, el disfrute es realmente alto. La velocidad de entrada es clave.

Tete Rouge: Una de las curvas más peligrosas. Aquí es donde murió Simonsen en 2013 y la verdad es que no es una sorpresa. La curva es rapidísima y entra en la recta de Huniaderes, con lo que cada km/h cuenta mucho para el tiempo por vuelta. En realidad la curva es la unión entre dos carreteras y eso hace que los peraltes no sean los esperados. Llegas colocado a la Iz muy rápido y una pequeña frenada y una reducción a 4ª te lanza a la gran recta. Los pianos se pueden usar, pero ojo, que si están mojados o no lo haces bien te desestabilizará el coche, y perder el control aquí puede tener consecuencias graves, ya que no hay escapatoria.

Recta de Hunadieres: Normalmente no se pone una recta en el tutorial de un circuito, pero en Le Mans sí. La recta es muy rápida, llegas a más de 300 km/h no deja de ser una carretera comarcal, con sus baches, y su peralte de carretera, que empuja  desde el centro al exterior. Es importante ir por uno de los carriles, pero intentar no ir por el centro o cambiar de carril, ya que un cambio de carril a esa velocidad te pone los pelos de punta por las reacciones del coche tan rápidas. A los lados hay guardarail, pero también ves casas y restaurantes que pasan a una velocidad ridícula.

Chicanne Playstation: La primera de las chicannes. La dificultad reside en el punto de frenado. Llegas tan rápido que es difícil juzgar bien el punto de frenada. Hay que hacer la primera parte como parte de la frenada y colocar el coche ya frenado para la salida de la curva a Izquierda. Los carteles de 50-100-150 y 200 ayudan mucho a encontrar la frenada y un error es muy fácil de hacer. La velocidad de salida es importante ya que volveremos a ir mucho tiempo a fondo tras la chicanne.


Chicanne Michelin: Muy parecida en todo a la anterior. Ligeramente más rápida y hacia el otro lado, pero con mayor velocidad. Los pianos en esta se pueden usar mucho más que en la primera, lo que nos ayuda mucho al tiempo por vuelta y a la velocidad de salida.








Mulsane: Una curva llena de acción. Muy lenta y tras la larguísima recta de Hunadieres es muy fácil malinterpretar la velocidad y la temperatura de frenos. La llegada está en una ligera curva a la derecha sobre la que debemos frenar, añadiendo un poco de complicación a la frenada. Es importante frenar el coche bien y asegurarnos una salida limpia. La curva no es peligrosa, pero un error nos dejaría atascados en la arena. La curva en si no tiene mucha historia, un vértice en el centro y un oso de piano moderado. Nos centramos en acelerar pronto. La recta que viene después tiene una ligera curvatura. Se hace allí casi la velocidad máxima y es increíblemente bonita. Rodeado de árboles a esa velocidad la pequeña curvita que hace lo convierte en algo precioso. Esa misma curvita en agua me ha traído las mayores sensaciones de miedo que he sentido en un coche de carreras, y es que sentir un coche deslizar a 280 km/h y rodeado de árboles no deja indiferente a nadie.

Indianápolis: Esta curva es muy bonita en un GT, ya que se hace muy difícil. Sería una curva de fondo si hubiese una recta después, pero en realidad tienes que sacrificarla entera de cara a frenar para la curva de Arnage, con lo que en realidad hay que frenar un poco y girar muy tarde para colocar el coche bien a la derecha a la salida para frenar para Arnage.






Arnage: Dos curvas muy lentas, la primera a la izquierda y la segunda a la derecha. La izquierda es una curva media con mucho peralte, hay que atacar la entrada y la salida, ya que tenemos poca recta después, con lo que mucho tiempo lo tenemos en la entrada de la curva. La derecha es la curva más lenta de la pista, y aunque sea en teoría la más fácil, un error nos dejaría fuera. La velocidad de salida es la protagonista, con lo que frenar pronto y mucho para poder dar gas  lo antes posible. Ojo a la salida con pisar la tierra, ya que podría costarnos un trompo.

Curvas Porsche: son las más difíciles, las más peligrosas y donde está el tiempo por vuelta de la pista. Son una secuencia de  “eses” Donde la mayor dificultad está en que la velocidad de la siguiente la marca la curva anterior, unido a que la pista se estrecha mucho y que no hay escapatorias lo hacen muy difíciles. La primera es una Izquierda derecha de la que llegas muy rápido. La izquierda es en realidad una parte de la frenada de la derecha, con lo que te lanzas a fondo por en medio para poder frenar recto y colocar el coche en un vértice tarde en la curva a derecha. Es de subida, con lo que la velocidad será mayor de lo que piensas en un principio. La dificultad está en el siguiente cambio de dirección, y es que la salida de la curva derecha se conecta con la siguiente izquierda con un cambio de dirección ciego de dos Izquierda seguidas
Curvas Du Pond: Son dos Izquierdas seguidas: La velocidad aquí es clave y para ello tienes que ajustarte a los bordes de la pista donde no tienes escapatoria. Tras la segunda Izquierda la pista baja y conecta con la última derecha que es muy complicada. Tienes que entrar a fondo e ir perdiendo velocidad y colocando el coche a la derecha, porque de nuevo se une con la última parte del circuito. Hacerla bien, entrando con velocidad y quitando la adecuada es muy difícil.


Chicannes: las dos últimas curvas de la vuelta son dos chicannes muy normales, ambas izquierda derecha muy amplias. Tras la vuelta tan intensa son prácticamente vacaciones, ya que no tiene dificultas ni peligro y además se puede usar los pianos muchísimo. La primera es más rápida y la única dificultad está en no equivocarnos en el punto de frenada. Tenemos que tener en cuenta que necesitamos volver a la derecha tras la salida para entrar correctamente en el segunda chicanne, con lo que sacrificaremos un poco la salida.
La última chicanne es más lenta y entra en la recta de meta. Podemos usar los pianos completamente, ya que son completamente planos. Es muy tentador para hacer un tiempo por vuelta, ay que te permite pasar mucho más rápido.



Comentarios

  1. Hi there, I found your blog via Google while searching for such kinda informative post and your post looks very interesting for me. Neppy Melange

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares